h1

Escenas de caza

diciembre 4, 2009

El pelotón de fusilamiento está dispuesto. Los prisioneros desfilamos en silencio. La nieve, oscurecida de pólvora, amortigua los pasos de mis viejas botas. Una voz nos detiene frente al muro de nuestro viejo puesto de mando. Mis camaradas susurran ciertas oraciones, con la absurda esperanza de que su alma no se pierda en aquel bosque. El martilleo de los fusiles interrumpe las últimas súplicas de los que sucumben. Apunten. Fuego. Una ráfaga corta el aire frío de la estepa. Siento el impacto en el pecho. Me derrumbo. Sueño. Despierto. Siento la tierra de los improvisados enterradores golpear mi espalda. Oscuridad. Fosa común. El barro ahoga mis gritos. Despierto. Comienzo a escribir…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: